Random header image... Refresh for more!

Jóvenes Creativos 2014

Coordinadora: Patricia Belli

Instructores: Dariana Valenzuela, Naomi Pérez Belli

Espacio: Centro Cultural de España en Nicaragua

Tiempo: 8 meses; de enero a septiembre 2014

Donantes: ArtEDu, CCEN

Objetivos y actividades

  1. Contribuir al desarrollo técnico, expresivo, creativo, crítico y socio-emotivo de los participantes, desarrollando un programa que cruza los ejercicios plásticos con el análisis de las nociones de identidad, respeto y convivencia.
  2. Desarrollar discusiones colectivas y prácticas adaptadas para cada ocasión donde se amplíe el pensamiento creativo y crítico alrededor de manifestaciones –en el aula- de racismo, sexismo, homofobia, clasismo, etc. entre los participantes.
  3. Realizar una exposición final donde se proyecten los procesos realizados y los productos obtenidos a través del desarrollo del programa de Jóvenes Creativos.

De acuerdo a las evaluaciones realizadas que midieron el avance del pensamiento crítico y los cambios socio – emotivos, se observó que los participantes desarrollaron aptitudes como la originalidad, y la capacidad para desarrollar una tarea y perfeccionar un trabajo, así como una notable integración de la actitud y el quehacer artístico y sus beneficios en la vida cotidiana.

Citas:

En su totalidad estudiantes y padres de familia, expresaron algún tipo de cambio en el ámbito escolar.

Cuenta Irene Agudelo, madre de Sebastián Cuadra (8 años), que él ha integrado el dibujo en sus métodos de estudio “haciendo sus resúmenes con dibujos y así el estudio se ha hecho más placentero y estudia mejor“.

A nivel de sentido personal, Xiomara Pavón, madre de Mishalska Vilchez (11 años), nos comparte ahora que su hija “comunica que va a ser pintora”, una determinación que ha empezado a expresar “dibujando y pintando en las paredes de su cuarto” y hablando “con seguridad sobre lo que está pintando” así como dividiendo “su tiempo personal entre el estudio, la pintura y las tareas del hogar”. Es importante mencionar que éste fue para Mishalska el tercer año consecutivo en JC.

Para Gabriel Estrada (13 años) la experiencia ha significado “sentirme más acompañado socialmente, convivir con los demás”.

De acuerdo a Heysi Marín, madre de Madelaine Caracas (17 años)          : “Ahora se exige más a sí misma, es más participativa y colaboradora, transmite su conocimiento a los demás.   Se ha ordenado para realizar tareas y ha reforzado su motivación para estudiar arte.”

En el ámbito del hogar y las relaciones familiares la madre de Neftalí Casco (12 años), Ana Salmerón, nota una “mayor comunicación con la familia quizás a partir del querer y poder hablar de pintura con cualquiera y en cualquier situación”.

El espectro de cambios puede resumirse en tres áreas: auto-afirmación, comunicación/convivencia y afirmación de la vocación artística. Esto, sumado a los logros y avances en el aprendizaje y desarrollo artístico que reflejan los cortes evaluativos evidencia un abordaje integral de las necesidades de los jóvenes talentos.